Recámaras vacías

Con el tercer canto del gallo abrió los ojos y de inmediato una dolorosa migraña se apoderó de él. A sus setenta años ya no aguantaba el alcohol como alguna vez lo hizo en su juventud, y esto le era evidente ahora que no recordaba qué había hecho la noche anterior, ni cuál de sus … 

 

Cuatro estaciones

Publicado originalmente en El Nuevo Día. Cuatro estaciones, Andrew Merz La probabilidad de que seas tú quien dé el primer paso es de una en un par de millones. Es una ilusión pensar que la muchacha bonita en el asiento frente al mío en el tren vaya a tomar la iniciativa y hablarme. Peor aún es …