blog diario #21

El blog de hoy no tiene ni título ni sentido. Lo comencé a escribir a las 11:34pm desde mi celular, porque el resto del día (fuera de la media hora que me queda) estuve fuera de casa.

Hoy por poco me quito. En dos ocasiones por poco me quedo dormido sin publicar el post de hoy.

Usualmente llego a casa más o menos con una idea de lo que quiero escribir ese día; siempre a uno le pasan boberías que inspiran durante el día, o se escucha a alguien decir algo interesante que enciende una pequeña chispa de curiosidad, y pues de ahí es que nacen las ideas para el blog.

Hoy, sin embargo, no pasó nada extraordinario, o al menos nada de lo que quisiera escribir.

Así que por poco me quito por no tener un tema del cual hablar.

Te confieso que llevo 20 posts aconsejándome a mí mismo y disfrazándolo como que te aconsejaba a ti.

“Deja que fluya”, “Olvida las expectativas de la gente”, “Haz lo que te gusta”, “Tírate sin miedo”… Son cosas que todos necesitamos oír, incluso yo. Quizás por eso las escribo.

Aún así me pongo presión todos los días por que cada blog por lo menos tenga una frase que ayude a alguien como yo, alguien con metas similares… alguien que no se quiera quedar estancado donde está.

Pero no siempre se puede. De todos modos, yo no soy quien para motivarte. Solo soy una persona en el internet a quien le gusta sobreanalizar las cosas y escribir sobre ellas en busca de que resuenen con alguien más.

Nos comunicamos para conectar, y de alguna forma u otra, quizás eso es lo que busco cuando escribo.

Lo que sí sé es que empecé este reto de 30 días para volver a escribir por placer, y hoy, en el día #21, me doy a mí mismo un pequeño reminder.

¿Querías algo real? Aquí mis letras crudas, sin editar, escritas desde un celular que corre el riesgo de apagarse en cualquier momento, pero no me he molestado en buscar el cargador.

Este blog no tiene título, ni sentido, ni un punto en específico al que quisiera llegar. No tiene un twist positivo ni inspiracional. No busca motivarte a nada.

O al menos eso depende de qué lado lo veas.

 

Leave a Reply